ANETO

ANETO ( 3.404 m.) 08-04-2012

A las 06:45 a.m. llego al parking de Llanos del Hospital, tras haber dejado en la última rampa a unos cuantos coches que patinaban con la nieve recién caída. El día está desapacible , bastante cerrado, pero una vez aquí me decido a ir por lo menos hasta el refugio y luego ya veré que hago.Tengo el track metido en el GPS , así que me meto sin miedo en la niebla siguiendo las huellas de alguien que ha madrugado más que yo. Tras pasar al último grupo de traveseros franceses y antes de llegar a la Renclusa ya estoy abriendo huella. Miro hacia atrás y veo que un tipo con chamarra azul viene tras mis huellas a buen ritmo. En la Renclusa paro para coger agua y alguna barrita, que con las prisas no he traído nada. El refugio está hasta los topes, tras aprovisionarme de enseres, aparece el de la chamarra azul. Miro hacia el portillon y se divisan varios grupos que se han lanzado hacia arriba, por lo menos han salido hace una hora. El travesero que viene de los llanos se me acerca y me da las gracias por abrirle huella. -¿Qué vas a hacer? , esta bastante cerrado, me dice, yo le sugiero que vayamos juntos hasta el portillón y luego allí veremos si nos adentramos en el glaciar. Estoy bastante seguro, tenemos la huella de los grupos de adelante y tengo el trak metido en el GPS. , así que nos vamos para arriba. Progresamos a buen ritmo, el delante y yo detrás pegadito, poco a poco vamos alcanzando altura y pasando a los grupos que van delante nuestro. Hay de todo, gente con Raquetas, con esquíes y algunos bravos a pinrrel. La cantidad de nieve caída hace que algunos desistan y se den la vuelta, sobre todo aquellos que no llevan la ayuda de las tablas .Al llegar al portillón, ya hemos alcanzado al los que van los primeros abriendo huella. El tiempo sigue igual, pero tanto Carles, como yo, estamos con ganas y nos metemos sin miedo en el glaciar, rumbo al collado de coronas. El portillón tiene una pequeña bajada, que se hace muy bien sin crampones, y luego vas a media ladera hacia el collado, en una larga travesía. Carles conoce bien la zona, pues tiene una casa en algún pueblito de los alrededores. De vez en cuando, se intuye el sol tras las nubes y tenemos la esperanza, que la montaña nos premie el esfuerzo realizado, pero no es así, y seguimos entre la niebla hasta alcanzar la antecima. Ahora sí, es el momento del premio, y justo cuando estamos arriba se abre por unos minutos, y podemos disfrutar de la cumbre y las espectaculares vistas. El descenso interesante, un metro de nieve caída los días anteriores, ni una huella que condicione nuestra trazada en la inmensidad de la nieve y la niebla, completamente solos, vamos bajando hacia Plan de Aigualluts. Una vez en el plano, soltamos taloneras y patinamos durante casi una hora hasta el Hospital.

Las fotos de la salida Clickando en el enlace:

https://picasaweb.google.com/113625143072340433551/ANETO?authkey=Gv1sRgCNmxjs_gtOCf9QE#slideshow/5730082444206227122

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *